CAMPAÑA #SILLAS VACÍAS

¿QUÉ ES?

#SillasVacías es una campaña feminista que busca transformar el Sistema de Derechos Humanos de las Naciones Unidas [comenzando por el Consejo de Derechos Humanos] en un organismo dirigido y poseído por personas comunes de todo el mundo, que establezcan la agenda y tomen decisiones que luego sean apoyadas e implementadas por líderes polítiques. La campaña está dirigida por un colectivo que trabaja con aliades para construir el CDH como un Consejo Popular, que establecería y apoyaría el avance de las normas y estándares de justicia social para que las personas que han sido sistemáticamente explotadas, oprimidas y dejadas para el final puedan tomar y vivir en su poder, contribuir a dar forma a su agenda y a sus decisiones, y ejercer plenamente sus derechos sociales, económicos y culturales y sus derechos civiles y políticos. La campaña está trazando una ruta hacia ese Consejo a través de la participación y el liderazgo profundos, reales y sostenidos de la gente común.


¿POR QUÉ?

  El sistema de derechos humanos de la ONU, y dentro de él el Consejo de Derechos Humanos, es un espacio que ha ofrecido oportunidades particulares a les activistas feministas y a otras personas para impulsar una agenda progresista en la que los derechos promuevan la justicia social para todos, dando prioridad a quienes han sido marginades. Les activistas han encontrado formas de impulsar sus reivindicaciones a pesar de los desafíos reales y las barreras de participación.  Sin embargo, el sistema de derechos humanos también se ha quedado muy por debajo de lo que podría conseguir, dado su posicionamiento y la presencia de la comunidad y otros expertos y representantes del Estado.

  En 2021 existe una urgencia y una oportunidad sin precedentes para dar un gran impulso a nuestro idealismo y a nuestros sueños feministas e imaginar el tipo de sistemas y marcos de derechos humanos y justicia social necesarios para cambiar el poder y crear instituciones solidarias y populares. El momento puede ser robado por bloques económicos y políticamente conservadores. O puede ser aprovechado por nosotres. Nuestro papel es pasar a la fase de contestación de las ideas y el poder para que los derechos de la gente se hagan realidad.

  Nuestros propios esfuerzos han alcanzado su punto álgido y se han estabilizado y consolidado. Estamos preparades para una nueva movilización, una galvanización de nuestras energías individuales y colectivas para crear nuevas culturas organizativas que provoquen creatividad y poder colectivo para avanzar en nuestros objetivos políticos.


¿CÓMO?

La campaña #SillasVacías trabaja a través de socias que lideran tanto en las regiones como a nivel mundial para:

  Aprovechar el momento: Conectar, organizar y posicionar a activistas de movimientos de todo el mundo para que participen y lideren de múltiples maneras para garantizar que el CDH avance progresivamente hacia el funcionamiento de un Consejo Popular. Un Consejo de este tipo contribuirá realmente a la justicia social para la gente de a pie, especialmente para les marginades.

  Presionar a los Estados: Recordar, provocar, inspirar, persuadir y obligar a los Estados a traducir en acciones visibles el hecho de que los derechos son para el pueblo y por el pueblo y que lo suyo es servir.

  Cimentar la campaña: Aunque la campaña tiene una visión grande y audaz, el trabajo del futuro próximo le dará forma para que en 2021 se puedan acordar algunos objetivos clave para un cambio relevante a corto plazo.  Crearemos un plan de campaña colectivo que permita al colectivo #SillasVacías, independientemente de nuestras diversas limitaciones y restricciones, contribuir a la evolución del CDH y del sistema de derechos humanos en general.

EmptyChairs Web Images (2).png